• Escapadas

Inicio >>  Asturias, Deporte&Aventura, julio, Naturaleza >>  El Naranjo de Bulnes

El Naranjo de Bulnes

Categoría: senderismo
Duración: 4 horas hasta el collado Vallejo; 7 horas y media hasta la base del Naranjo de Bulnes
Distancia aproximada: 6 km y medio hasta el collado Vallejo; ocho km y medio hasta la base del Naranjo de Bulnes. Desnivel de 1.070 m en total
Dificultad: alta
Lugar: Picos de Europa (Asturias)
Época recomendada: julio

Los Picos de Europa forman uno de los conjuntos montañosos más abruptos y con mayor personalidad de la Península Ibérica. El Naranjo de Bulnes, también conocido como Pico Urriellu, es la cima más complicada e inaccesible de todos los Picos de Europa. Nuestra ruta te invita a acercarte a su base, desde la que obtendrás un primer plano de la altiva y desafiante silueta de este coloso de más de 2.500 metros de altura.

Aunque existen muchas formas de alcanzar la zona de la Vega Urriellu, la travesía clásica y más sencilla es partir de la pequeña localidad asturiana de Sotres. A partir de ahí, se desciende por la carretera y, a la altura de una pronunciada curva, hay que tomar la pista que conduce a Aliva. En seguida se toma la desviación que se dirige a los invernales de Texu, atravesando las típicas cabañas ganaderas. La ascensión comienza en los invernales de Cabao, hacia el collado Pandébano, donde finaliza la pista y comienza la senda. Una vez en la senda, hay que dirigirse a la majada de la Terenosa. Desde esta zona se alcanza el collado Vallejo, donde la ruta vira al sur y desde donde ya puede divisarse el Pico Urriellu. A partir de ahí la ruta asciende zigzagueando hasta la Vega Urriellu donde está situado el refugio del mismo nombre, a 1.960 metros de altitud.

Con un poco de suerte durante el recorrido se pueden divisar algunas especies emblemáticas de la fauna de los Picos de Europa, como el urogallo, y escuchar un sonido característico de estos bosques de montaña, el repiqueteo del pito negro. Otras aves forestales más pequeñas de la zona son el trepador azul, el agateador norteño, el carbonero garrapinos, el petirrojo y el reyezuelo sencillo. Entre los mamíferos que se puede cruzar el caminante destacan el corzo y el jabalí, y en las zonas más espesas, el gato montés, el turón, la marta y el armiño.

Share on Facebook